In Sin categorizar

La aerotermia es una tecnología limpia que extrae entre un 75% de la energía ambiental del aire y que proporciona un importante ahorro de energía, frente a los sistemas de calefacción tradicionales. Por su ahorro, seguridad y confort, sustituye a la caldera de combustión tradicional (carbón, gas o gasóleo), calderas de condensación y calefacciones eléctricas por resistencia. Los sistemas de aerotermia son bombas de calor de última generación diseñadas para aportar refrigeración en verano, calefacción en invierno y agua caliente sanitaria (ACS) durante todo el año.

El desarrollo de bombas de calor de última generación en los últimos años, está haciendo posible que sea una alternativa a los sistemas convencionales instalados en los hogares. Ya son muchas las nuevas viviendas que disponen de esta tecnología, sin depender de almacenamiento de combustible y disfrutando del sistema de control de temperatura de casa, disminuyendo el consumo energético.

La única desventaja que puede tener es, su coste inicial, que suele ser más alto pero que se compensa a lo largo del año, con ese ahorro en el consumo. Por otro lado, hace necesaria la instalación de una unidad en el exterior de la Vivienda.

¿Cómo funciona la aerotermia?

Extrae energía ambiental contenida en la temperatura del aire, incluso bajo cero y la transfiere a la habitación o al agua corriente. Esto se consigue mediante el ciclo termodinámico que utiliza un gas refrigerante comprimido a bajísimas temperaturas para extraer calor del aire exterior.

El proceso para obtener energía sería el siguiente. Lo primero, la bomba de calor aerotérmica captura la energía renovable del aire a través de la unidad exterior que la envía a la unidad interior. La unidad interior calienta el agua y de esta forma, produce la calefacción y el agua caliente para la vivienda. Es en verano, cuando este proceso se invierte. El calor de nuestra casa se enviaría al exterior para producir aire acondicionado.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar la aerotermia?

  • Es una energía renovable, recogida como tal en el CTE (Código Técnico de la Edificación).
  • Es sostenible, no produce combustión por lo que reduce las emisiones de CO2.
  • No requiere casi mantenimiento, es como un electrodoméstico más.
  • Toda la casa puede funcionar exclusivamente con electricidad, sin necesidad de contratar gas o suministros de combustible. Puede ofrecer aire acondicionado.
  • Se pueden combinar sus salidas según la fuente de emisión (radiadores tradicionales, suelo radiante, bombas de calor, etc.)
  • Es la calefacción con menor consumo energético con el consiguiente ahorro económico
Recent Posts

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search