In Sin categorizar

La instalación de calefacción a través de suelo radiante es cada vez más demandada por sus múltiples ventajas y por su alta eficiencia energética. El grado de confort que aporta el suelo radiante es incomparable y te garantiza no experimentar ni la sensación de frío ni de calor durante todo el año.

¿Qué es el suelo radiante?

Se trata del sistema más eficiente y económico que ofrece calefacción y refrigeración al mismo tiempo. Existen tres tipos principales de suelo radiante. El más conocido es el suelo radiante por agua, constituido por una red de tuberías que están distribuidas bajo el suelo y por las cuales circula agua. Gracias a esta circulación de agua la temperatura ambiente del espacio es homogénea y muy confortable tanto en invierno como en verano. En segundo lugar, el suelo radiante eléctrico, donde la electricidad se encarga de calentar el sistema que está debajo del pavimento. Y, por último, el suelo radiante de fibra de carbono, donde el calor se transmite por filamentos de fibra de carbono instalados bajo el suelo.

La instalación del suelo radiante puede darse en todo tipo de edificaciones, siendo en viviendas donde alcanza mayor demanda y precios competitivos en comparación con otro sistema. Sin embargo su aplicación también es posible en otras tipologías como pueden ser colegios, residencias, fábricas, etc.

¿Cómo funciona?

El suelo radiante climatiza gracias a la radiación de una superficie emisora, que es el suelo, y los tubos que esconde en su interior que contienen agua, electricidad o fibra de carbono y que aumentan y descienden de temperatura para ofrecer calefacción o refrigeración. Los tubos van recubiertos por una capa de mortero que equilibra todo el espacio vividero.

Ventajas del suelo radiante

  • Tiene la capacidad tanto de refrigerar en verano como de calefactar en invierno
  • Se consigue un gran confort térmico
  • Se puede llegar a ahorrar entre un 20% y 10% con relación a un sistema de calefacción convencional (radiadores, splits…)
  • Te permite tener más libertad de diseño y decoración al no necesitar aparatos vistos
  • Abarca toda la superficie del espacio vividero (vivienda, local, dotación…)
  • Es silencioso
  • Incluye termostatos separados para regular la temperatura de cada espacio
  • Se puede utilizar una caldera, energía solar o bombas de calor para calentar los tubos
  • Es una instalación saludable, ya que no produce corrientes de aire que mueven el polvo y ayuda a bajar la humedad y así evitar la aparición de ácaros
Recent Posts

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search